Melendi Paroles

Melendi La religión de los idiotas Letras

Yo no pongo la mano en el fuego ni por mi mismo,

no comprendo cómo funciona mi mecanismo,

a veces tengo ganas de reír

y sin darme cuenta me pongo a llorar.

Si se me levanta un dolor de cabeza

en vez de una aspirina una cerveza.

Si veo una ventana que sale la luna

en vez de ir pa’ la cama una vacuna

de soledad y locura.

Si sé que mañana es día de trabajo

siempre es el penúltimo trago.

Si sé que tus labios desean los míos

ya no me apetece besarlos.

Si siento que alguien se acerca

a mi con malas intenciones

de par en par le abro las puertas

de mi puta vida pa’ que la destroce,

y luego solo y desolada

apuro hasta la última gota

brindando por les evangelios de mi religión,

que es la de los idiotas.

Debe ser que mi carretera es bastante estrecha,

35 años tropezando en la misma piedra,

a veces tengo ganas de reír

y sin darme cuenta me pongo a llorar.

Si se me levanta un dolor de cabeza

en vez de una aspirina una cerveza.

Si veo una ventana que sale la luna

en vez de ir pa’ la cama una vacuna

de soledad y locura.

Si sé que mañana es día de trabajo

siempre es el penúltimo trago.

Si sé que tus labios desean los míos

ya no me apetece besarlos.

Si siento que alguien se acerca

a mi con malas intenciones

de par en par le abro las puertas

de mi puta vida pa’ que la destroce,

y luego solo y desolada

apuro hasta la última gota

brindando por les evangelios de mi religión,

que es la de los idiotas.

No sé si me contradigo,

o no entiendo lo que digo,

muchas veces me planteo

si soy solo lo que veo.

Y no lo entiendo,

y no comprendo

cómo puedo estar tan loco

de enfrentar solo este baile

aún sabiendo que estoy cojo.

Y mi cabeza

que confunde

las mentiras con verdades,

piensa que ha visto la luna,

hoy nos vemos en los bares.