Marta Quintero Bulerías del desenamoro Letras

Oye tú cómo te digo

que no estás en mis pensares,

que no quiero tus suspiros,

que no me baño en tus mares.

Olvídame, olvídame, olvida

que con tal que me quisieras

me he convertido en pordiosera

de tu amor, de noche y día.

Ahora soy agüita en la cantera,

grano de arena en el carril,

agüita clara que el arroyo lleva

suspiros de rosas de pitiminí,

suspiros de rosas de pitiminí.

Oye tú cómo te digo

que no me llaman tus besos,

que no quiero tus caricias

que le dabas a mi cuerpo.

Olvídame, olvídame, olvida

que mi ternura se amiga

al abrazo de tu cuerpo,

al cristal donde te miras.

Ahora soy agüita en la cantera,

grano de arena en el carril,

agüita clara que el arroyo lleva

suspiros de rosas de pitiminí,

suspiros de rosas de pitiminí,

Oye tú cómo te digo

que no espero en la ventana

con el corazón en vilo

de la noche a la mañana.

Olvídame, olvídame, olvida,

mis andares eran tus pasos,

mi pasión eran tus brazos,

mi sonrisa tu alegría.

Ahora soy agüita en la cantera,

grano de arena en el carril,

agüita clara que el arroyo lleva

suspiros de rosas de pitiminí,

suspiros de rosas de pitiminí. (bis)