Marifé de Triana Por San Fermín Letras

Pamplona era un ascua de oro,

su cielo azul un jazmín

y se oía como un coro:

“¡Ha llegado San Fermín!”

La rojas boinas gritaban,

debajo de los balcones

y a los toros los citaban

con sus bravos corazones.

Y en una cama un mocito,

muy cerca de la agonía,

al oír aquellos gritos

a su madre le decía:

Dame la boina roja, la faja grana

y no cierres las hojas de la ventana.

Dame la boina roja, la faja grana …

Quiero ver a los toros desde el balcón,

hasta que se me pare mi corazón.

Dame la boina roja, la faja grana …

Cerro el mocito los ojos,

la madre llena de unción

lo vistió de blanco y rojo;

¡que era el día del Patrón!

Le puso un beso en la frente

muy firme como corona,

de navarro y de valiente

de las fiestas de Pamplona.

Miró la calle que hervía,

de toros y calentura,

pero solo, solo oía

esta jota en las alturas:

Dame la boina roja, las zapatillas

y dos besos muy fuertes en las mejillas.

Dame la boina roja, las zapatillas,

dámelas pronto madre que llega el fin …

¡Qué bonito es morirse por San Fermín!

Dame la boina roja, las zapatillas …