Los Marismeños La historia de una amapola Letras

La historia de una amapola

que escapó de entre los trigos.

Dicen que la vio el almendro,

dicen que la vio el olivo,

dicen que la vio la luna

por en medio de un camino.

Y el lunes por la mañana,

ese lunes de gentío,

dicen que bajó del cielo

con la Virgen del Rocío

acariciando su pelo.

La historia de una pastora

que salió de su cortijo.

Dicen que vio a la amapola

que escapó de entre los trigos,

con la que estaba jugando

el Divino Pastorcillo.

Y al destaparle la cara

con las luces de la aurora

dicen que gritó el gentío:

-¡tenemos a una Pastora

que es la Virgen del Rocío!-

La historia de una paloma

que bajó desde los cielos.

Dicen que la vio una estrella,

dicen que la vio un lucero,

dicen que la vio la noche

bebiendo en un arroyuelo.

Y el lunes de Romería,

cuando ya el calor aprieta,

la vieron por la mañana

arriba de la carreta

de la Hermandad de Triana.

La historia de un almonteño

que salió de cacería.

Dicen que vio a la Pastora

más hermosa todavía

que la flor de la azucena

y la luz del mismo día.

Queriendo saber quién era,

preguntó y sintió una voz

que le dejó mudo y frío:

-yo soy la Madre de Dios

y la Virgen del Rocío-