Grupo Alba Allá en la Habana Letras

Allá en la Habana, cierta mulata

de un hombre blanco se enamoró.

Dígame usted lo que pasó:

que la negrita muy zalamera

a su bohío se lo llevó.

Y cuando estaban entusiasmados

y se juraban eterno amor,

llegó el negrito de la mulata,

dígame usted lo que pasó:

Que el mulato se quiso vengar

y un machete muy largo sacó,

pero al ir a tirarse a matar,

se paró, los miró y se marchó.

Allá en la Habana, allá en la Habana

son muy dulces los besos de las cubanas.

Allá en la Habana, allá en la Habana

pasan las mismas cosas, vidita mía,

que aquí en España.

Pasan las mismas cosas, vidita mía,

que aquí en España.

La mujercita que allá en la Habana

a su negrito le traicionó.

Dígame usted lo que pasó:

que al poco tiempo la mulatita

de un marinero se encaprichó.

Como el negrito ya se escamaba,

en la bahía los esperó

y cuando se iban a dar un beso,

dígame usted los que pasó:

Que al agüita los iba a tirar

cuando el hombre después se acordó

que su negra no sabe nadar,

y dudó, los miró y se marchó.

Allá en la Habana, allá en la Habana

son muy dulces los besos de las cubanas.

Allá en la Habana, allá en la Habana

pasan las mismas cosas, vidita mía,

que aquí en España.

Pasan las mismas cosas, vidita mía,

que aquí en España.