Gracia montes sevilla lleva el compas letras



Cuando llama Sevilla, llama de veras


con la voz tan flamenca que te enloquece


y no sirve que intentes decir: ¡espera!,


porque ella sin palabras dice: ¡obedece!


Aunque te echen cadenas de hierro y plata


y te pongan grilletes de escalofrío,


'toas' las trabas del mundo las desbarata


con la tijera loca que lleva el río.


Yo le clavé a mi garganta


cuatro clavos de tormento,


mas Sevilla dijo: ¡canta!


y to' se lo llevó el viento.


Ay, ajay, en el quejío del alma,


Sevilla, Sevilla se entrega a amar;


el río le hace las palmas,


la torre, la torre lleva el compás.


Sonó ya mi hora


y apunta el jipío;


que yo soy de Lora


de Lora del Río.


Ay, ajay, en el quejío del alma,


Sevilla, Sevilla se entrega a amar;


el río le hace las palmas,


la torre, la torre lleva el compás.


{instrumental}


Tiene el mundo por dentro muchas esquinas,


nunca por lo que quita paga bastante


y es vivir deseando las mil espinas


que te tienen en vilo dentro del cante.


Ahora digo, a sabiendas: la culpa es mía;


el compás de la copla mi sangre mide


y renace "La rosa de Andalucía"


porque es toda Sevilla quien me lo pide.


Que mi canción no se borre


y dé al viento su semilla


y que suba por la torre


más bonita de Sevilla.


Ay, ajay, en el quejío del alma,


Sevilla, Sevilla se entrega a amar;


el río le hace las palmas,


la torre, la torre lleva el compás.


Sonó ya mi hora


y apunta el jipío;


que yo soy de Lora


de Lora del Río.


Ay, ajay, en el quejío del alma,


Sevilla, Sevilla se entrega a amar;


el río le hace las palmas,


la torre, la torre lleva el compás.