Enrique Bunbury Palo de mayo Letras

Mañana parto de nuevo a Managua, tengo cita en la librería Parnaso.

Quedé con unas cuantas muchachas que trabajan en un night club.

Quieren llevarme al barrio a bailar, me van a enseñar palo de mayo.

Soy buen bailarín con unos tragos, demasiado torpe si me paso.

Su belleza les permite ser castigadoras: yo no me pienso negar.

Ellas serán las que dispongan, y yo, no me pienso negar.

Si escucharan más, no serían ellas, igual que sin dolor, ya no hay blues.

No sé si hay alguien dentro de azotea, o como la marea, vienen y van.

Propongan lo que propongan, no me pienso negar.

Yo tomaré, ellas traerán la mota, y yo, no me pienso negar.

Su belleza les permite ser castigadoras: yo no me pienso negar.

Ellas serán las que dispongan, y yo, no me pienso negar.

Propongan lo que propongan, no me pienso negar.

Yo fumaré, ellas traerán la mota, y yo, no me pienso negar.

Al palo de mayo, palo de mayo. Al palo de mayo.