Antonio Molina Palacio moro Letras

Por las altas celosías

de la Alhambra de Graná

la flor de la morería

suspiraba de pesar.

El rey de los moros

la vio tan bonita

que la hizo la esclava

de su voluntad.

Mas ella se moría

por un guapo español

que cautivó su vía

con un canto de amor:

Palacio, palacio moro,

prisión de la mora mía,

mi morita es un tesoro

que por na’ lo cambiaría.

Es tanto lo que te adoro

que por ti, morita mía,

en ese palacio moro

voy a jugarme la vía.

Una noche su cristiano

en la Alhambra penetró

y en un potro jerezano

del sultán se la llevó.

Un cuchillo moro

recorrió el espacio

y al suelo, sin vida

la mora cayó.

Clavado en un sollozo

el rey moro vivió

y allá en los calabozos

un hombre así cantó:

Palacio, palacio moro,

prisión de la mora mía,

mi morita es un tesoro

que por na’ lo cambiaría.

Es tanto lo que te adoro

que por ti, morita mía,

en ese palacio moro

voy a jugarme la vía.